Confinamiento, Coronavirus (COVID-19) y Vitamina D

Cuando hablamos de infección o contagio por coronavirus, siempre nos viene a la mente nuestro maravilloso sistema inmune, el cual debe de estar funcionando perfectamente para poder luchar contra el COVID-19 (coronavirus), ya que es la primera línea de defensa contra cualquier infección y enfermedades. Y si hablamos de sistema inmune, un nutriente esencial es la vitamina D. Y esta entrada del blog va destinada a profundizar en la importancia de la vitamina D y el COVID-19 o coronavirus.

Tener niveles adecuados de vitamina D ayuda a mantener nuestro sistema inmunológico en normal funcionamiento para protegernos contra enfermedades.

Pero ¿qué es la vitamina D?

La vitamina D (también llamada calciferol) es una vitamina liposoluble, es decir se almacena en el tejido graso, necesaria para la formación normal de dientes y huesos, para la absorción del calcio y para el buen funcionamiento del sistema inmune.

La vitamina D, se puede obtener a través de dos modos:

1) Exposición solar; nuestro cuerpo es capaz de sintetizar esta vitamina a través de la luz solar, así se recomienda una exposición a los rayos del sol diaria, durante 15 minutos. favoreciendo así su almacenamiento durante 18-20 días para las jornadas menos soleadas Y pese a que España es un país soleado, hay estudios científicos que indican que existe deficiencia de este nutriente entre la población. Es importante considerar que a través de la ventana no pasan los rayos ultravioleta B, los responsables de producir esta Vitamina a través de nuestra piel. Por ello es necesario tomar el sol con la ventana abierta, realizando una exposición solar directa.

2) De alimentos que contengan vitamina D, alimentos fortificados o suplementos nutricionales de este nutriente. Así los alimentos ricos en vitamina D (Consultado en la Base Española de Datos de Composición de Alimentos) son:

Recordemos que existen unas recomendaciones de pescado azul que van dirigidas a los niños, por lo que limitarían los alimentos fuentes de vitamina D. Así Según las últimas recomendaciones de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) los niños menores de 10 años, así como las mujeres embarazadas o aquellas que están dando pecho, no deben tomar:

  • Emperador (pez espada)
  • Atún rojo
  • Lucio
  • Tiburón (cazón, marrajo, pintarroja y tintorera)

Entre los 10 y los 14 años el consumo recomendado no debe superar los 120 gramos al mes.

¿Cuánta Vitamina D necesitamos?

La cantidad necesaria varía según la edad, así las recomendaciones establecidas son:

Bebés hasta los 12 meses de edad 10 mcg (400 IU)
De 1 a 70 años de edad 15 mcg (600 IU)
Adultos mayores de 71 años 20 mcg (800 IU)
Mujeres embarazadas y en período de lactancia 15 mcg (600 IU)

¿Y qué relación existe entre la vitamina D y los problemas respiratorios?

Este nutriente es especialmente importante para que el sistema inmunitario (las defensas) tanto de los pequeños como de los mayores funcione correctamente ante cualquier infección como puede ser contra el coronavirus.

Así hay investigaciones, que correlacionan la deficiencia de vitamina D con déficits en la función pulmonar en concreto y que unos niveles adecuado de vitamina D reducirían el riesgo y la severidad de enfermedades como la gripe, pulmonía y coronavirus (COVID-19).

Es importante señalar que no existe una cura contra el coronavirus y que las medidas preventivas corroboradas son el distanciamiento social y el lavado frecuente de manos.

 

Y cómo nutricionistas ¿que aconsejamos?

Si sois de los afortunados que durante esta cuarentena tenéis terraza o jardín privado, aprovechad los días soleados y aseguraros que los niños se exponen 15 minutos diarios al sol.

Y para todas aquellas familias que no tienen acceso a la exposición de la luz solar, y teniendo en cuenta que las reservas de este nutriente se agotan tras 18-20 días , es recomendable tomar alimentos ricos en vitamina D (atendiendo las restricciones de ciertos pescados para los niños) y usar suplementos de vitamina D, tanto en niños como en adultos, con el fin de normalizar el funcionamiento de nuestro sistema inmune ante cualquier infección, así como la correcta absorción de calcio.

 

Mucho ánimo y fuerzas a todos

#quédateencasa

Bibliografía:

  1. NHS Institute. vitamina D. https://www.nhs.uk/conditions/vitamins-and-minerals/vitamin-d/
  2. Vitamin D Deficiency Causes Deficits in Lung Function and Alters Lung Structure. Graeme R Zosky 1, Luke J Berry, John G Elliot, Alan L James, Shelley Gorman, Prue H Hart. Am J Respir Crit Care Med, 183 (10), 1336-43 2011 May 15
  3. The immunological implication of the new vitamin D metabolism. Giulia Bivona,1 Luisa Agnello,2 and Marcello Ciaccio. Cent Eur J Immunol. 2018; 43(3): 331–334.
  4. https://ods.od.nih.gov/factsheets/VitaminD-Consumer/
  5. Vitamin D Supplementation Could Prevent and Treat Influenza, Coronavirus, and Pneumonia Infections. Grant, W.B.; Lahore, H.; McDonnell, S.L.; Baggerly, C.A.; French, C.B.; Aliano, J.L.; Bhattoa, H.P. https://www.preprints.org/manuscript/202003.0235/v1
  6. Grant, W.B.; Lahore, H.; McDonnell, S.L.; Baggerly, C.A.; French, C.B.; Aliano, J.L.; Bhattoa, H.P. Evidence that Vitamin D Supplementation Could Reduce Risk of Influenza and COVID-19 Infections and Deaths. Nutrients 2020, 12, 988.

 

Leave a Comment